Saltar al contenido

5 puntos clave que definen cómo son los zapatos de baile latino.

Es muy importante saber cómo son los zapatos de baile latino antes de comprarlos. Tanto si estás empezando a bailar salsa y bachata, como si ya eres toda una profesional, debes saber cuales son esas características que diferencian a los mejores zapatos de baile de los de menor calidad.

Aquí te explicamos de forma clara cómo debe ser el calzado de baile latino para que puedas valorar mejor tus opciones antes de comprarlos. Todo esto agrupado en 5 puntos que te presentamos a continuación.

1.- Los zapatos de baile latino deben ser abiertos. De tipo sandalia.

Ten siempre presente que para bailes latinos, somo salsa y bachata, las sandalias son tipo de zapatos más apropiados. Ciertamente podemos comprar diferentes modelos más o menos abiertos, e incluso muchas bailarinas de baile social optan por usar zapatos cerrados en la puntera, pero para bailes latinos esto no sería lo óptimo.

La razón para usar zapatos abiertos para bailes latinos es que nos proporcionan la posibilidad de trabajar cualquier movimiento con los dedos, y en extensión con el conjunto del pie.

Hay que tener en cuenta que en los bailes latinos se entra generalmente con la puntera, por lo que el pie debe ser capaz de ejecutar ciertos movimientos con dedos y empeine que unos zapatos cerrados no nos permitirán realizar.

Como indicábamos anteriormente, algunas bailarinas usan zapatos semiabiertos o peep-toe y zapatos cerrados en la puntera para bailes latinos. Aun no siendo lo ideal, si decidimos usar zapatos de este tipo debemos elegir aquellos que tengan la zona del empeine descubierta por los laterales, de tal forma que solo quedaría cerrada la puntera y la pala del zapato.

2.- Los zapatos de baile latino deben ser muy flexibles

Esta es una de las características fundamentales del calzado de baile latino. Unos zapatos flexibles nos permitirán realizar todos los movimientos con los pies que cada baile requiere.

Aquí nos encontramos con grandes diferencias entre los zapatos de baile de calidad y los más baratos. Por lo general los zapatos de baile más flexibles son los que se usan en baile deportivo latino, y que en consecuencia son igualmente perfectos para bailar sala y bachata.

Hay que aclarar que en baile social no se realizan gestos tan extremos con los pies como en baile deportivo. En este sentido no es necesario que los zapatos tengan tanta flexibilidad, por lo que algunos fabricantes los hacen algo más duros para incrementar la durabilidad de los mismos. No confundamos un zapato hecho intencionadamente menos flexible con un zapato de baja calidad.

Por el contrario, los zapatos de baile más baratos también tienen una estructura más dura que los hacen menos flexibles, y en algunos casos también pueden presentar una flexibilidad razonable, pero al ser de peor calidad esta flexibilidad se consigue sacrificando su durabilidad, cosa que no ocurre con el calzado de baile deportivo o social de calidad.

3.- El calzado de baile latino tiene almohadillado en la zona del metatarso.

Una de las características más importantes de los zapatos de baile latino es el almohadillado en la zona metatarsal, que es la que más sufre al bailar. Este almohadillado es especialmente importante si tenemos en cuenta que el metatarso no solo es el que soporta la mayor parte de los apoyos en pasos y giros, sino que además lo hace con la elevación de los tacones de los zapatos.

Por norma general, cuanto mejor son los zapatos mejor es el almohadillado que llevan. El calzado de baile de calidad suele llevar un acolchado con mayor densidad que recupera en mayor medida su forma original mejor y durante mayor tiempo que los zapatos de baile de menor calidad.

El hecho de buscar mayor o menor calidad en el almohadillado depende también con la intensidad y nivel de nuestro baile. Cuanto más fuerte o enérgico sea nuestro baile mejor bebe ser el almohadillado para poder responder mejor a los impactos continuados en la zona metatarsal.

Si practicamos baile social de forma relajada o estamos empezando en el mundo del baile, lo único que tenemos que verificar es que los zapatos tengan almohadillado, independiente de su calidad.

4.- Los zapatos de baile de salón se hacen con suelas de serraje.

Las suelas son otro de los elementos vitales en el calzado de baile. Los zapatos de baile de salón en general, y los de baile latino en particular, llevan suelas de serraje.

Es un material que a la vista se podría decir que es similar a la piel vuelta o el ante, aunque al tacto no es tan suave como este último, ya que si así fuera nos resbalaríamos. Es una de las capas que se obtiene al separar la piel de vacuno. El serraje nos proporciona el equilibrio perfecto entre deslizamiento y sujeción al suelo para la práctica de los bailes latinos y de salón en general.

5.- Los mejores zapatos de baile latino tienen contrafuerte reforzado y talonera sin costuras.

Lo mismo no te habías para a pensar en esta parte del zapato, pero el contrafuerte es lo que protege al talón en la parte posterior del zapato, y la talonera técnicamente sería lo que recubre al contrafuerte por la parte de fuera. Pues bien, el contrafuerte es otro elemento que distingue a los mejores zapatos de baile latino.

5.1.- El contrafuerte

El contrafuerte de los zapatos de baile debe ser rígido en su parte baja y semirrígido o ligeramente flexible en la parte alta. A esto es a lo que vamos a llamar en esta publicación “contrafuerte reforzado”, en comparación con los que no están fabricados de esta forma.

En consecuencia, un contrafuerte reforzado nos asegura en gran medida que los zapatos no se deformarán en la zona del talón, garantizando nuestra seguridad al bailar. Este punto se puede subestimar, pero al realizar giros y movimientos laterales las fuerzas que se ejercen en esa zona son grandes, por lo que un contrafuerte de este tipo nos proporcionará mayor seguridad.

Ahora bien, aquí es donde vamos a ver una diferencia clara entre los buenos zapatos de baile y los de calidad inferior. Los zapatos más baratos o de peor calidad montan un contrafuerte excesivamente blando, que no solo es peor en términos de seguridad, sino que además en muchos casos se doblan hacia abajo si los presionamos al ponernos los zapatos. Si el contrafuerte no puede mantenerse firme, los zapatos no son de calidad.

5.2.- La talonera

La talonera puede tener una costura visible o no tenerla. Esto no significa que los zapatos sean mejores ni peores, ya que simplemente es una forma de terminar los zapatos. Lo realmente importante es el contrafuerte, que va dentro.

El acabado con costura es el tradicional, que es muy común en zapatos de todas las calidades. En lo que a zapatos de baile latino se refiere, si el contrafuerte es blando y está terminado con costura, la forma que tiene toda la pieza es irregular, con una especie de abombamiento donde termina la costura. Si se termina sin costura el diseño se ve más limpio y estético, con forma más redondeada.

En general, la hechura de la talonera sin costura suele realizarse más en los zapatos de satén o raso, al ser un tejido con el que se puede trabajar bien y realizar este acabado. Si se trabaja con materiales más duros, como la piel, es más frecuente ver la costura porque el material es más difícil de trabajar.

Si tenemos que elegir, es preferible el acabado sin costura, porque incluso en zapatos de baja calidad queda mucho más estético. Además, si los queremos decorar con cristales no tendremos esa fea costura en medio.